☞ ATENCIÓN: ACTIVIDAD FINALIZADA ☜
Aquí puedes leer los resúmenes de los casi 5 años de sesiones.
Si quieres conocer mi nuevo proyecto visita "A hombros de gigantes"

lunes, 30 de abril de 2012

"¿Somos malos?", en el Ateneo de Salamanca
29/4/12. Resumen

Gracias a Jorge por la invitación, al Ateneo de Salamanca por la acogedora sala que nos brindó y a todos los participantes, especialmente a los que me acompañaron desde Valladolid.

Propuse aprovechar una ubicación tan apropiada para ejercitar habilidades filosóficas con detenimiento y concentración.

A partir de ejemplos personales abstrajimos en qué sentidos íbamos a usar los términos de la pregunta "¿somos malos?", que una vez explícitos quedó desarrollada en "¿todos los seres humanos tenemos la intención consciente de hacer sufrir a los demás?".

Hubo argumentos a favor y en contra. Entre los últimos recordaré uno en concreto. Para probar que una afirmación universal es falsa, un argumento válido es mostrar que existen contraejemplos, elementos del conjunto que no cumplen la condición, que por tanto no se puede decir que sea cierta para todo el conjunto.
Ese argumento apareció en un momento de la tarde, y en este caso el ejemplo que se planteó fue el de un supuesto "monje que se encierra en un monasterio a vivir su vida espiritual", como muestra clara de que por lo menos ese ser humano no tiene la intención consciente de hacer sufrir a nadie.

De ese momento de la tarde he sacado la ilustración de este post, y lo dejo como muestra de por dónde fueron los contenidos de esta dinámica que, de todas formas, estuvo más centrada en la forma de razonar para aclarar cuestiones profundas que nos inquieten.

Explicitar los sobreentendidos, proponer respuestas simples con un argumento, un porqué, y comprobar que se mantiene la coherencia y no se cae en malentendidos por la ambigüedad.

Un ejercicio que hicimos en grupo, pero que se puede llevar a cabo en el foro interno, mejor aún, ante una hoja de papel.
Una intensa tarde filosófica, una experiencia para recordar, y no será la última en la que sumemos las ganas de filosofar de Valladolid y de Salamanca...

1 comentario:

  1. Uno de los consensos que se fueron forjando a lo largo de la tarde fue el de precisar también el uso del verbo ser, no como una atribución permanente sino temporal, "se es malo" en determinado momento. De todas formas, sí se puede tener una disposición duradera a hacer sufrir (ser malo según usamos la expresión) "tener la intención de dañar", como dijimos en su momento en el Penicilino, aunque no se ejerza constantemente.

    ResponderEliminar

Como el propio café filosófico, los comentarios cuentan con mi moderación.
Gracias por la aportación.