☞ ATENCIÓN: ACTIVIDAD FINALIZADA ☜
Aquí puedes leer los resúmenes de los casi 5 años de sesiones.
Si quieres conocer mi nuevo proyecto visita "A hombros de gigantes"

lunes, 4 de julio de 2011

DEMOCRACIA II 3/7/11: Resumen

Segunda tarde dedicada a la democracia en la acampada del movimiento 15M, en la plaza de Fuente Dorada. Gracias otra vez a los acampados por la organización, ¡y por el café!. La sesión transcurrió de forma incluso más intensa y fluida que la anterior, disfrutamos de una muy agradable tarde y profundizamos en el concepto.

INTRODUCCIÓN
Comencé recordando la historia de la actividad del café filosófico y del nuestro en concreto, señalé que dos de sus características fundamentales son el ejercicio de la reflexión en grupo no competitiva, sino colaborativa, y la asunción de la responsabilidad de forjar una base filosófica sólida y personal para la vida individual y social y de ser consecuente con ella. Señalé también, que ambas características lo son a su vez del movimiento iniciado el 15 de mayo, y que por esa coincidencia y por lo justo de sus reivindicaciones es por lo que decidí trasladar nuestra sede a la acampada y dedicar nuestras investigaciones al concepto de democracia, origen de toda esa movilización. Engrosamos, así, el programa de actividades culturales que dinamizan la acampada y encontramos un marco inmejorable para la reflexión sobre la democracia.

PRECEDENTES
Continué repasando dónde habíamos dejado la anterior sesión, en la democracia como gobierno que atiende la voluntad del conjunto de la población, incluyendo las minorías, y que implica que dicha población se forme y se implique para ejercer su soberanía.
Seguí con una selección de citas y opiniones escritas a lo largo de la historia sobre el concepto de democracia. Desde el discurso a los caídos de Pericles, ya mencionado en la anterior sesión, pasé al que dio Lincoln en Gettysburg y su famoso final refiriéndose al gobierno "del pueblo por el pueblo y para el pueblo". Hablé de que uno de los detonantes de aquella guerra fue la atención a una minoría, la población esclava.
Pasé a la cita de Churchill "la democracia es el peor de los sitemas políticos... exceptuando todos los probados anteriormente". Así la pregunta que había hecho anteriormente Thoreau "¿Es la democracia que conocemos la última mejora posible del gobierno?" se muestra necesaria.
Hablamos de que la legitimidad del poder actualmente se asienta en el consentimiento de los ciudadanos por medio del "contrato social" en términos de Rousseau, y de que por tanto, una ley proclamada contra la voluntad general carecería de esa legitimidad, lo que lleva al interrogante que desarrollamos más adelante de si una medida impopular puede ser democrática y legítima, y del "supremo recurso de rebelión" contra la tiranía que recoge el preámbulo de la Declaración de los Derechos Humanos.

COLOQUIO
Tras esa introducción comenzó el diálogo, desarrollando muchos de esos planteamientos previos por caminos como estos:
  • La exigencia de igualdad para contraer un "contrato social", ¿quiénes son los iguales?, y de ahí a la estratificación social y a la deriva a la "plutocracia", el gobierno de la minoría extremadamente rica.
  • Otro hilo fue el de la excesiva delegación y los sucesivos escalones de representación que alejan cada vez más las decisiones de la población, como en el ejemplo clarísimo del pacto "del euro". "Delegar puede ser inevitable pero no lo es abdicar de nuestros derechos", como dijo Pedro.
  • La educación es fundamental, no sólo formal, sino en la familia, y cada uno formándonos e informándonos con los medios que tenemos al alcance. Educación "para ser y no para tener" como dijo Amor, y educación no para competir y sino para llegar a acuerdos beneficiosos para todas las partes. Ahí llegamos a la base radical de los valores superiores en la escala actual: ¿competición como en la lucha de todos contra todos de Hobbes, siendo lobos para los demás hombres? o, mejor cooperación, espíritu social. Recordé las palabras de la conferencia de Santiago Alba en la misma plaza de Fuente Dorada afirmando que "sociedad capitalista" puede ser un oxímoron, una contradicción interna, ya que capitalismo se basa en la competición y  sociedad en lo contrario, en la colaboración (pinchando aquí podéis escuchar el programa de radio en el que traté sobre la rivalidad y la vida como juego de suma positiva) Equilibrar ambos extremos dando mayor poder a la sociedad sería beneficioso para ella, entonces. Don Julio nos confirmó la importancia de la educación con anécdotas de su experiencia docente de más de 40 años, y también señaló la importancia de llegar, como habíamos hecho, a la raíz.
  • En relación con la educación hablamos de cómo los ciudadanos permanecemos en un estado infantilizado, sin asumir nuestra capacidad y responsabilidad de gobernarnos, contra la emancipación de la humanidad que Kant vio que llegaba a partir de la Ilustración, "sapere aude, atrévete a servirte de tu propio entendimiento". Para esa desmotivación se usan falacias como que nuestros representantes "son todos iguales" (peligrosa pendiente hacia el fascismo) o que no tienen poder para enfrentarse al poder de los bancos, a quienes habría que someterse totalmente, por tanto.
Esos fueron algunos de los caminos por los que más lejos avanzamos. Sobre la marcha hablamos de Spinoza, Aristóteles y sobre todo de vivencias de los presentes en luchas anteriores por la libertad que, como dijo Itziar, no debemos traicionar y abandonar ahora.
Nuestra ética nos debería impedir actuar de la misma forma corrupta que deploramos en los poderosos, a nuestra pequeña escala, como comentó Hugo.
Finalmente Merce y Amor resumieron en pocas frases el mensaje que habíamos ido destilando:

"La democracia implica igualdad, el objetivo del bien común, sacrificio, vocación en el trabajo que hagas (incluido el político) y sobre todo que el pueblo se forme en esos valores", como dijo Merce.

Amor concluyó. "Si tú cambias, el mundo cambia".

La próxima sesión volverá a ser en la Plaza "15 de Mayo" y sobre el tema monográfico que nos interesa en estos tiempos, la democracia. Me despido citando a Don Julio cuando señaló la importancia de eso que yo llamo filosofar, reflexionar radicalmente, como estábamos haciendo, sobre las bases que tenemos, individualmente y en la sociedad, y sobre sus valores más profundos:

"Si las raíces se pudren, el árbol muere".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Como el propio café filosófico, los comentarios cuentan con mi moderación.
Gracias por la aportación.