☞ ATENCIÓN: ACTIVIDAD FINALIZADA ☜
Aquí puedes leer los resúmenes de los casi 5 años de sesiones.
Si quieres conocer mi nuevo proyecto visita "A hombros de gigantes"

jueves, 4 de marzo de 2010

PRIMER ANIVERSARIO 14/3/10 TALLER FILOSÓFICO en La Casa de las Palabras con Óscar Brenifier.

¡Felicidades!
En marzo cumplimos un año de café filosófico.

Para celebrarlo por todo lo alto me gustaría que nos reuniéramos todos los que hemos compartido alguna tarde de domingo a lo largo de estos doce meses, para disfrutar de una memorable tarde de Filosofía, porque os traigo a una de las figuras más reconocidas de la Práctica Filosófica a nivel mundial:

TALLER FILOSÓFICO CON ÓSCAR BRENIFIER

El Penicilino se nos queda pequeño, así que nos trasladamos a La Casa de las Palabras, el local que nos cede CGT (muchas gracias), calle san Ignacio 19, enfrente de la iglesia de san Miguel. También agradezco la colaboración del Bar Penicilino (cómo no) y de la empresa de Filosofía Organizativa La Estrategia de Odiseo.

Y la fecha, para coincidir con la visita a España de Brenifier, será el segundo y no el primer domingo de marzo.
Así que nuestra cita de marzo y celebración de aniversario queda así:

NO SERÁ EL DÍA 7, PRIMER DOMINGO DE MARZO
SINO EL
DOMINGO 14 DE MARZO, EN LA CASA DE LAS PALABRAS.

A las 5, como siempre.

A las 7 haremos un pequeño descanso, luego quien quiera puede seguir hasta las nueve menos cuarto.

AVISO: NO VA A SER UN CAFÉ FILOSÓFICO.

Un TALLER FILOSÓFICO exige mucha mayor concentración en lo que está pasando, disciplina en los turnos de palabra y su brevedad, y autocrítica continua, incluso hasta llegar al sólo sé que no sé nada socrático. La metodología de Brenifier es, precisamente, mayéutica, al estilo de Sócrates, así que acudid preparados para someteros a una torrencial lluvia de preguntas...

¡Nos vemos!

4 comentarios:

  1. ¡¡Qué chulo!!

    ¡No me lo pieeeerdo!

    Además, tengo ganas de veros... Que entre pitos y flautas... No estuve en los últimos cafés.

    Hablando de aniversario... Se me ocurre que podríamos llevar algo para después, en plan picoteo. Y algo de música de fondo.
    A modo de fiestecilla filosófica.

    ¿...No? ¡Hay que celebrarlo por todo lo alto!
    No es para menos. Yo llevaré una vela en plan simbólico. La ponemos sobre un canapé y soplamos. jajaj
    xD

    ¿Qué os parece?
    ¿Tú qué dices, Oliver?

    :)

    ResponderEliminar
  2. ¡Bueno, Silvia, cuánto tiempo!
    Me alegro de que vuelvas y con tanta ilusión.
    Me parece bien lo del canapé y la música para el fin de fiesta en el Penicilino. Para el taller filosófico si alguien quiere beber algo que no sea agua que lo lleve (del agua me encargo yo) pero si recuerdas el otro taller filosófico que hicimos allí mismo, en la Casa de las Palabras, necesitamos tanto silencio y concentración como podamos.

    Es importante que seáis conscientes de eso para no llevaros a engaño, el taller NO VA A SER UNA FIESTA EN ESE SENTIDO, sino en el que le dio Adrián en la sesión que dedicamos a eso mismo, a la fiesta: "el sentimiento colectivo de celebración de ese propio sentimiento colectivo", nos reunimos para disfrutar del sentimiento de que hemos formado un grupo en torno a nuestro gusto por filosofar. Por eso lo más apropiado es traer un experto en hacer que la gente filosofe. Yo diría más, en OBLIGARTE a filosofar, incluso en terrenos donde te gustaría dejarlo.

    Así que, ya te digo, que el tipo de fiesta al que te refieres tú la tendremos después en el Peni, pero durante el taller la "fiesta" será más bien de otro tipo: una especie de sesión brutal de spinning intelectual, nuestras neuronas se pondrán al rojo vivo.

    ResponderEliminar
  3. Sabía que dirías algo así... jajaja
    Tampoco creo que esté reñida un tipo de fiesta con otro, ya dije "para después". Que si en lugar de hacerlo allí a modo de grupo, y más barato, ya que traeríamos las cosas de casa y no habría que consumir en un bar, decidís hacerlo en el peni... Pues bueno. Pero lo decía por que fuera algo diferente, a tomar algo en un bar. Pero tampoco me parece mal plan... Sólo era una sugerencia, pues como lo del picoteo, por dar la idea para quien le apetezca llevar algo. Que eso sí es compatible, ya lo hagamos en el local de la casa de las palabras o en el peni.

    ¿Y cómo no voy a volver con ilusión?
    Si no lo hiciera mejor que me quedara en casa.

    jajaj

    Ale, que tengo muchas ganas de verte y compartir momentos, Oliver, de esos en los que se encharcan los ojos.

    :)

    ¡Un abrazo a tod@s!

    ResponderEliminar
  4. Vale, podemos aprovechar la sala y quedarnos un rato para relajarnos y picar algo de lo que llevemos, ¡y celebrar nuestro cumpleaños!

    ResponderEliminar

Como el propio café filosófico, los comentarios cuentan con mi moderación.
Gracias por la aportación.