☞ ATENCIÓN: ACTIVIDAD FINALIZADA ☜
Aquí puedes leer los resúmenes de los casi 5 años de sesiones.
Si quieres conocer mi nuevo proyecto visita "A hombros de gigantes"

martes, 7 de septiembre de 2010

ALEGRÍA 5/9/10: Resumen

Por primera vez fue en la terraza donde nos reunimos para charlar, en esta ocasión sobre la alegría, sumergidos en el (muy adecuado) ambiente del primer domingo de las fiestas de la ciudad.
Disfruté dejando que fuesen los participantes quienes llevasen el rumbo de la investigación por las cuestiones que más atrajesen al grupo. Indagamos en varios temas muy jugosos(las relaciones de la alegría con la felicidad, con la compañía, con la libertad...) que detallaré más abajo, pero el que se convirtió en el eje del tramo final de la tarde fue el de cómo la alegría implica tristeza, y viceversa.
La cuestión la planteó Enrique, por un pequeño fragmento de la obra de Kahlil Gibran, "El profeta" que podéis leer pinchando aquí, y que incluye este texto, referido a la alegría y la tristeza: "Llegan juntas, y cuando solamente una se sienta con vosotros a la mesa, recordad que la otra se agazapa en vuestra cama..."
Más abajo explicaré el prisma positivo y optimista con que estudiamos la cuestión.

Café filosófico sobre la alegría.
5/9/10.

EJEMPLOS:


Como siempre, comenzamos con una ronda de ejemplos concretos, de nuestra experiencia, antes de pasar a hablar sobre el término abstracto en general. Nuestro objetivo sería cerrar el círculo, una vez terminada la sesión, y aplicar lo que hayamos visto más claro, en nuestra vida, en nuestros actos concretos.

En esta ocasión surgieron ejemplos muy diversos (lo que brinda una más amplia perspectiva) que iban desde la alegría desbordante en las calles de la ciudad durante el desfile de las peñas, hasta la simple esencial alegría de vivir cada día, en el ocio o en el trabajo, pasando por la alegría de la creación artística, la de un perro al ver a su amo, la de ganar al parchís o la de encontrar sitio en el interior de un restaurante evitando las colas de la gente que quería comer fuera. También surgieron ejemplos de personas alegres incluso en la adversidad, y otras que aunque lo estén no exteriorizan el sentimiento.

Una vez más comprobamos que los ejemplos más pequeños o anecdóticos, pueden luego deparar interesantes cuestiones o apoyar y aclarar otras.

DEFINICIÓN:

Usamos la primera acepción del DRAE, no consideramos que fuese necesario matizarla, y apreciamos que engloba términos fundamentales incluidos en el panorama que habíamos planteado en los ejemplos, y que utilizamos para el estudio de algunas cuestiones:

alegría.

1. f. Sentimiento grato y vivo que suele manifestarse con signos exteriores.

CUESTIONES:


Entre las que fueron surgiendo, éstas son algunas de las que tratamos con mayor detenimiento:

¿
Qué relación hay entre alegría y felicidad. Es sólo de grado, de duración, o de exteriorización.
Es esa exteriorización importante. Puede, de hecho, venir antes que el propio sentimiento y provocarlo, tanto en nuestro interior como en quienes nos acompañen.
Es contagiosa la alegría, podemos entonces sonriendo, crear un entorno más alegre, y feliz.
Por ello buscamos eventos festivos, para crear y retroalimentar ese sentimiento colectivo.
Se puede, se debe, forzar la alegría.
Qué papel juega el alcohol y otras drogas y fármacos en la alegría y la evitación de la tristeza. No sería mejor profundizar en las pautas de sociabilidad y el autoconocimiento.
Es convencional nuestra forma de sentir alegría. Debemos cumplir pautas sociales para ello.Por qué no nos entregamos a la alegría cotidiana de vivir.
Es la libertad un elemento clave para la alegría.
Sólos podemos estar alegres.
Cómo la tristeza y la alegría se funden una en otra.
?

REFERENCIAS:


Los autores clave en nuestra conversación fueron Gilbran, como ya he explicado, Epicuro, por su hedonismo, la alegría relacionada con el placer sin excesos, y sobre todo Nietzsche, con conceptos como el del niño, el decir "sí a la vida", o "lo dionisíaco".

CITAS:

MARTÍN DELLAIRE: "El dolor llega solo, la alegría hay que buscarla y construirla".
"La alegría como instante emocional de un presente feliz en el que se siente placer".

COLOQUIO:

Ya hemos visto un panorama amplio de la sesión.
Ahora algún zoom más en detalle de algunos momentos, como cuando mencionamos esos signos que exteriorizan la alegría y que terminan provocándola, como terapia, en la medicina china, o en la risoterapia, la visita de payasos a las plantas infantiles de hospitales o la costumbre de visitar enfermos, como ejemplos.
Hablamos de la importancia de estar alegre ante la adversidad, de cómo tu expresión influye positiva o negativamente en los demás y en ti mismo. Mencionamos la figura del arlequín. Rafael reivindicó vivir plenamente esos momentos de melancolía "encerrado en mi habitación tocando la guitarra".
Silvia y Abraham mencionaron que nuestra cultura actual nos inculca miedo hacia el futuro, impidiendo vivir plenamente los momentos de alegría. La despreocupación con la que Martín proponía que nos entregásemos a todas las situaciones de la vida, como vive el niño de Nietzsche, o el del modelo de alegría que propusieron Marta y Enrique en diferentes fases.

CONCLUSIONES:

Como novedad incluimos una ronda para que quien quisiera aportase una frase que le hubiera llamado la atención, o que condensase lo hablado, o que considerase buen broche para el coloquio.

ENRIQUE aportó la mencionada figura del niño jugando como modelo de alegría, MARTÍN aportó que su "filosofía de vida es tocar todos los aspectos de la vida con el mayor de los descuidos, porque todo pertenece a la vida humana".
ABRAHAM citó la biografía de Lewis, "Tierras de penumbra": "Las alegrías de hoy serán las tristezas del mañana". Desde ese punto de vista los apegos serían parte de la relación entre los momentos de alegría y los de tristeza, cuando echamos en falta aquellos. El miedo también tendría que ver, por lo que ambos, apegos y miedo, fueron candidatos para nuestra próxima sesión. El elegido fue el miedo, finalmente. Ya lo tratamos en agosto del año pasado pero desde entonces muchas veces ha sido candidato para repetir y por fin lo abordaremos.

Antes de despedirme, por mi parte concluiré, que vimos la relación entre alegría y tristeza de forma muy positiva: No excederse ni apegarse en los momentos de alegría atenuará el miedo a los de tristeza, que no debemos negar, sino vivir como una parte más de la vida, que nos guarda otros momentos de alegría, en un ciclo que podemos vivir equilibradamente con un poco de filosofía y mirada al interior. Tal vez esa sea la relación por la que el Circo del Sol cantaba a la alegría como "el estupendo grito de la tristeza loca" en el precioso vídeo de nuestra anterior entrada.

Y, por último, me llamó la atención la importancia que vio el grupo en la capacidad de influir en el entorno con una actitud alegre, y es que una sonrisa puede iniciar un "efecto dominó" que termine mejorando el mundo entero, como sugiere el actual Dalai Lama en algunos de sus artículos. Como muestra, un cortometraje mencionado por Marta y conocido, precisamente, como "El Boddhisattva del metro", merece la pena que lo veáis, pinchando aquí.

Lo dicho, la alegría es contagiosa como un virus, como dijo Quique durante la charla.

Nos vemos en octubre para hablar del miedo.
Hasta entonces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Como el propio café filosófico, los comentarios cuentan con mi moderación.
Gracias por la aportación. Esperamos poder verte en vivo algún día.